Saltar al contenido | Saltar al meú principal | Saltar a la secciones

  • Inicio /
  • Mercados /
  • Metal /
  • Las empresas españolas, optimistas en sus perspectivas para 2018

Mercados / Metal

Las empresas españolas, optimistas en sus perspectivas para 2018

03/09/2018

El informe “Perspectivas empresariales 2018” de las Cámaras de Comercio es el resultado de una encuesta elaborada en otoño de 2017 a partir de la opinión de cerca de 50.000 empresarios europeos, de los cuales más de 3.000 son españoles. Según el mismo, las expectativas del conjunto de las empresas europeas sobre la marcha de sus negocios en 2018 son favorables, sobre todo en lo que respecta a ventas. Uno de los sectores punteros, el de automoción, sigue siendo un pilar básico de la economía española, manteniendo una gran importancia en el PIB del país y en el empleo.

Las expectativas del conjunto de las empresas europeas sobre la marcha de sus negocios en 2018 son favorables, sobre todo en lo que respecta a “ventas”, tanto en el interior de sus países como en el exterior. “Inversión” y “empleo” también registran saldos positivos, aunque algo más moderados.
Las empresas españolas son más optimistas que sus homólogas del conjunto de la Unión Europea (UE) en lo que se refiere a las perspectivas para 2018. En España, las empresas tienen mejores expectativas en todas las variables analizadas, pero destaca el diferencial que alcanza el saldo exportador, que es 17 puntos superior al del conjunto de las empresas europeas (47 España; 30 UE). “Ventas nacionales”, “inversión” y “empleo” también mantienen saldos muy favorables entre las empresas españolas, manifiestamente más elevadas que en el promedio europeo.
La Encuesta de Perspectivas Empresariales se elabora anualmente por las Cámaras de Comercio de Europa y consulta a las empresas sobre sus expectativas en lo referente a una serie de variables de interés para sus negocios.

Europa
Las expectativas de las empresas europeas sobre la marcha de sus negocios en 2018 son mejores que las manifestadas un año antes.
Las compañías prevén mejorar sus ventas al exterior, pero también las ventas en sus respectivos países. Se espera que este mayor nivel de actividad tenga un impacto positivo en la creación de empleo. En este sentido, el saldo de esta variable se incrementa 5 puntos con respecto al registrado un año antes.
Las perspectivas sobre inversión, en sintonía con la mayor confianza prevista, también son favorables, experimentando un avance respecto a las expectativas de las empresas para 2017.
En conjunto, la confianza de las empresas europeas es positiva en todos los países participantes en la encuesta. Incluso en Hungría, donde cundía el pesimismo un año antes.
Portugal vuelve a ser un año más el país con las empresas más optimistas sobre el devenir de sus negocios en 2018. La confianza empresarial incluso aumenta respecto al ejercicio precedente, cuando ya era elevada.
En España, las empresas mantienen la confianza casi al mismo nivel que el año anterior, por encima del conjunto de empresas europeas y, singularmente, a la registrada en los principales países participantes (Alemania, Italia o Países Bajos).
Precisamente las empresas de Alemania, Países Bajos e Italia, junto con las de la República Checa, son las menos optimistas en lo que se refiere a la evolución global de sus negocios para 2018.

España
Las perspectivas de las empresas españolas para 2018 se han mantenido muy estables respecto a las manifestadas un año antes.
Destacan las expectativas sobre ventas interiores, que mejoran dos puntos respecto a las registradas el año previo (expectativas para 2017: saldo de 38; expectativas para 2018: saldo de 40).
Se mantienen sin cambios las perspectivas del tejido empresarial español sobre ventas exteriores y empleo (saldo de 47 y 22, respectivamente).
Finalmente, se reducen ligeramente las previsiones de inversión empresarial (4 puntos, desde 32 en 2017 hasta 28 en 2018).
De acuerdo con los datos de confianza empresarial, 2018 será otro año positivo para la economía española. No obstante, la Cámara de España prevé un menor dinamismo en el avance del PIB debido a la permanencia de determinadas incertidumbres, tanto internas como externas, y al agotamiento paulatino de ciertos estímulos a la actividad productiva. La Cámara estima una tasa de crecimiento del 2,4% en 2018, inferior al estimado para 2017 (3,0%), y en línea con el que marcan otras instituciones (Comisión Europea 2,5%; FMI 2,5%; OCDE 2,4%) y el mismo Gobierno español (2,3%).
Según la percepción de las empresas, el crecimiento español en 2018 estará basado en buena medida, como en años anteriores, en el sector exterior, tal y como demuestran las expectativas de exportaciones, aún elevadas, aunque no registren avances respecto a las obtenidas un año antes. Por su parte, la demanda nacional también mantendrá su solidez habitual, con unas expectativas de ventas nacionales en leve mejoría y de inversión estancadas.
Las perspectivas de empleo para 2018 siguen siendo positivas. La tasa de paro continuará reduciéndose hasta situarse en el entorno del 15% en el conjunto de 2018.

Cifra de negocio
En general, para 2018, las empresas de todos los países europeos tienen expectativas positivas sobre las ventas destinadas a sus mercados de origen. Portugal, Finlandia y Rumanía son los países cuyas empresas señalan mejores perspectivas para 2018, superando en todos los casos las registradas para 2017.
Como viene siendo habitual en los últimos años, las perspectivas de las compañías españolas se sitúan claramente por encima de la media europea.
Entre las empresas más pesimistas, vuelven a situarse las de Hungría, Italia y República Checa, a las que se añaden las empresas austriacas. No obstante, las perspectivas sobre ventas nacionales en 2018 de las compañías de estos países son sensiblemente mejores a las registradas para 2017. Esta mejora es más notoria entre las empresas húngaras, que han pasado de un saldo negativo en 2017 a positivo en 2018.
Como en el caso de las ventas nacionales, las empresas del conjunto de países europeos tienen perspectivas positivas sobre sus exportaciones para 2018. Sobre todo, las compañías de Portugal, Rumanía, Austria y España. En los tres primeros casos, las expectativas para 2018 mejoran con respecto a las registradas para 2017.
En el caso de España, estas expectativas son similares a las registradas el año anterior y muy superiores a la media del conjunto de empresas europeas. En este sentido, las previsiones de la Cámara de España apuntan a un avance de las exportaciones del 4% durante 2018.
Irlanda, Países Bajos y República Checa son los países con las empresas menos optimistas en cuanto a la evolución de sus exportaciones en 2018, aunque en todos los casos el porcentaje de empresas que esperan incrementar sus exportaciones es superior al de las que esperan que disminuyan. En estos países, las expectativas para 2018 son inferiores a las que se registraron para 2017.

Empleo e inversión
Las empresas de Finlandia, Portugal y Montenegro son las más optimistas en cuanto a la creación de empleo prevista para 2018. En los tres casos, la diferencia entre el porcentaje de empresas que prevé incrementar sus plantillas y el que espera reducirlas es superior a 40 puntos porcentuales, llegando en Finlandia a estar por encima de los 60 puntos.
Las expectativas para 2018 de las compañías españolas son similares a las que estas manifestaron para 2017, y siguen siendo superiores a las del conjunto de las empresas europeas. De este modo, proseguiría el vigor del proceso de creación de empleo en la economía española durante el próximo ejercicio. La Cámara de España prevé un ritmo de incremento del empleo del orden del 2,2% durante 2018.
Por el contrario, las compañías alemanas, checas e italianas son las menos optimistas en términos laborales. De hecho, en Italia el porcentaje de empresas que prevé creación de empleo es similar al de empresas que espera reducción en sus plantillas.
En Portugal, Finlandia y Chipre se encuentran las empresas con mayor confianza inversora para 2018. En los tres países, el saldo esperado para 2018 es muy superior al registrado un año antes.
Las empresas españolas también esperan aumentar su inversión en 2018, aunque la diferencia con respecto a las expectativas generadas para 2017 es menos importante. En cualquier caso, España continúa manteniéndose por encima de la media europea en su expectativa inversora. De hecho, la formación bruta de capital fijo aumentaría un 3,6% en España durante 2018, según la previsión de la Cámara de España.
Las empresas de Italia, Países Bajos y Montenegro son las menos optimistas en lo que a inversión para 2018 se refiere; sobre todo en este último país, en el cual las expectativas se han reducido considerablemente respecto a las registradas un año antes.

Condicionantes de la actividad empresarial
La demanda nacional vuelve a ser el principal condicionante de la actividad al que tienen que hacer frente las empresas españolas durante 2018 (el 68,9% de las empresas señaló el factor), seguida de los costes laborales (el 48,4% de las empresas) y el precio de la energía y las materias primas (32,5%).
Las preocupaciones de las empresas son algo distintas en el promedio europeo, donde la escasez de personal cualificado se consolida como el tercer factor en importancia al que tendrán que hacer frente las empresas en 2018 (en España, este factor se sitúa en el 5º lugar).
Los tipos de cambio y el impacto del Brexit son los factores menos importantes a la hora de limitar la actividad empresarial en 2018. Además, su relevancia es más destacada en el promedio europeo que para el caso español, según las Cámaras de Comercio de Europa.
En comparación con las expectativas de las empresas para 2017, los principales factores que limitarán la actividad de las compañías españolas se mantienen sin cambios reseñables en 2018.
Cabe mencionar la modificación en la percepción de las variables laborales. En concreto, el porcentaje de empresas que indica que los costes laborales serán una dificultad para 2018 se incrementa en más de 4 puntos porcentuales respecto a las expectativas para 2017. Pero especialmente destaca el incremento en el porcentaje de empresas que señala que la escasez de personal cualificado será un condicionante para la marcha de su negocio en 2018. Con respecto a las expectativas para 2017, ese porcentaje se ha incrementado en casi 9 puntos porcentuales (21,7% de las empresas lo señala ahora frente al 12,2% que lo señaló un año antes).
Además, la escasez de personal cualificado pasa a ser el quinto factor en importancia.

Regeneración industrial y Estrategia Europa 2020

Entorno administrativo
Según un estudio anterior (de septiembre de 2015), en relación a la opinión sobre el entorno administrativo, los expertos de Cámaras de Comercio de España otorgan la mayor prioridad a la reducción del coste regulado de la energía (100%), seguido por la simplificación administrativa (75%).
 

Leer el contenido completo

El contenido completo para suscriptores incluye informes y artículos en profundidad ¿Quieres verlo?

Tecnologías:

 
CONTENIDO RELACIONADO

Síguenos

  • linkedin
  • twitter
  • Youtube
Publicidad
 

NEWSLETTER

Semanalmente enviamos noticias, informes y reportajes relevantes según intereses. Apúntate para recibirlo GRATIS

DATOS PERSONALES

 
Selecciona el sector de interés

Selecciona el sector de interés

He leído y acepto la política de privacidad

Publicidad

Izaro Manufacturing Technology: Portal especializado información sobre tecnologías de fabricación y gestión.
C/ Mazarredo, 6, 2º drcha. 48001 Bilbao Tel: 94 448 71 10 Fax: 94 416 27 43 - 94 416 00 79

Twitter   You tube