Ir directamente al contenido

Seguridad e inteligencia estratégica para pymes

21/02/2022

El Consejo General de Economistas de España y la Cámara de Comercio de España, con la colaboración adicional de Two Worlds Collaborative Intelligence, han elaborado y editado una guía capaz de orientar sobre la necesidad de la inteligencia y seguridad en los procesos de internacionalización de las pymes. El equipo de trabajo ha preparado un documento de referencia para comprender el contenido y relevancia de los conceptos de inteligencia y seguridad aplicados al mundo empresarial, su interrelación y analizar la posible evolución del actual escenario geoestratégico, marcado por la pandemia de COVID-19.

La competitividad empresarial es un concepto complejo y dinámico, reflejo de la capacidad de producir bienes y servicios en un mercado integrado en la economía mundial de un modo tal que permita el crecimiento sostenido de la productividad y de los ingresos. La mejora de la competitividad de toda empresa debería ser el núcleo vertebrador de su estrategia y operativa empresarial.
Detrás del concepto de competitividad, se distinguen dos bloques de factores. Por una parte, las cuestiones de carácter microeconómico o empresarial, aquellos aspectos caracterizados por la capacidad de la empresa para incidir sobre los mismos (estrategia, diseño, reputación, innovación, gestión de los recursos humanos, etc.). A estos se suman determinados factores del entorno externo de las empresas que influyen sobre la competitividad empresarial, como las infraestructuras (transporte, comunicaciones, energéticas), la calidad institucional o el marco regulatorio de la actividad económico-empresarial, entre otros.
Un factor clave y de relevancia creciente en el ámbito de la competitividad interna, empresarial o microeconómica lo constituye la decisión y habilidad para articular una inteligencia empresarial o competitiva propia; esto es, ser capaz de aglutinar información relevante, aplicar las técnicas de análisis adecuadas y extraer un conocimiento que, aplicado a la toma de decisiones, ofrezca una inteligencia que contribuya a asegurar las operaciones y la continuidad y competitividad del negocio.
De este modo, la inteligencia aplicada al ámbito empresarial es un factor clave para la seguridad de la compañía y un refuerzo de la capacidad de la empresa para mejorar el proceso de toma de decisiones y garantizar el progreso futuro de la compañía.
Estas evidencias aún son desconocidas o no aplicadas por una parte relevante del tejido empresarial español, especialmente pequeñas y medianas empresas. Por ello, el Consejo General de Economistas de España y la Cámara de Comercio de España, con la colaboración adicional de Two Worlds Collaborative Intelligence, han elaborado y editado una guía capaz de orientar sobre la necesidad de la inteligencia y seguridad en los procesos de internacionalización de las pymes.
El equipo de trabajo, conformado por reconocidos especialistas en las diferentes materias abordadas, ha preparado un documento de referencia para comprender el contenido y relevancia de los conceptos de inteligencia y seguridad aplicados al mundo empresarial, su interrelación y analizar la posible evolución del actual escenario geoestratégico, marcado por la pandemia de COVID-19. Además, se proporcionan criterios para evaluar el grado de conocimiento y aplicación de estos conceptos en las empresas, describiéndose las diferentes soluciones de seguridad e inteligencia estratégica internacional existentes para las pymes; en suma, una completa guía para ayudar a las pymes a consolidar su negocio y sentar las bases para su expansión exterior, especialmente relevante en momentos de incertidumbre como los actuales.

Introducción
La inteligencia de la que trata la guía tiene dos grandes componentes: el estratégico, orientado a la toma de decisiones, y la inteligencia operacional y táctica, orientadas a preservar el día a día de la operación, la continuidad de negocio, todo ello en el marco de la inteligencia competitiva. Son varios los aspectos a valorar, como la seguridad física de personas, infraestructuras o activos, entre otros, como los de la seguridad lógica frente a las ciberamenazas, o la propia seguridad económica de la operación. Inteligencia y seguridad se encuentran íntimamente relacionadas. Cuando se habla de seguridad, se debe tomar en consideración una idea clave: su finalidad última es la supervivencia de la organización y, por tanto, es un elemento fundamental de la cadena de valor de cualquier empresa, con independencia de su tamaño, siendo precisamente la inteligencia una herramienta fundamental para garantizar esta seguridad.
Cuando se habla de seguridad, la guía lo hace en un concepto mucho más amplio que el tradicional: es una seguridad ampliada o de 360º. Al abordarla desde esta perspectiva, se observa su carácter multidimensional, que incluye los aspectos humanos, medioambientales, nacionales, económicos o sociales, entre otros. También se entiende que esta visión amplia debe ser enfocada de una manera integral, lo que significa que compete a toda la organización, con independencia de que la responsabilidad de su dirección se encuentre al más alto nivel directivo. Es, por lo tanto, una función transversal y que, en consecuencia, afecta a todos los departamentos de la organización y debe ser dirigida al más alto nivel. Por último, la seguridad tiene una clara dimensión global, al estar afectada por riesgos y amenazas que tienen su origen fuera de los ámbitos fronterizos de cualquier país, como así quedó patente en la crisis económica del 2008 y, más evidente aún si cabe, en esta reciente crisis de la COVID-19.
El objetivo de esta guía es concienciar al sector empresarial y otras organizaciones, en particular a los propietarios, gerentes y directivos de las pequeñas y medianas empresas, de la importancia que tiene incorporar la inteligencia a los procesos de sus organizaciones. Su incorporación a los procesos internos de las empresas no significa que estas se vean obligadas a organizar su propio departamento de inteligencia, esto es algo que solamente las empresas de mayor dimensión organizativa suelen asumir, por el mayor coste económico que supone, pero sí que deben dotarse de ella. Por otra parte, existe una tendencia cada vez más generalizada en el mundo empresarial, incluso en muchas instituciones, a concentrar el esfuerzo económico y organizacional en el core de dicha organización, recurriendo a fórmulas de outsourcing para diseñar y desarrollar los procesos que no tienen una relación directa con la actividad de la empresa, siendo la inteligencia uno de ellos, por su carácter altamente especializado.
No obstante, esto no quiere decir que la inteligencia no sea una actividad fundamental o core, sino que para muchas empresas -y unas de ellas son las pymes- es un servicio que se deberá externalizar o contratar como parte integral de su actividad empresarial. En este sentido, hay que tener también en cuenta el amplio campo que, como ya se apuntaba, abarca la función de inteligencia, lo que exigiría tener una infraestructura sobredimensionada, que redundaría en unos costes inasumibles. Por este motivo, y facilitado por el amplio desarrollo tecnológico, la mayoría de las compañías y/o profesionales que ofrecen este tipo de servicios lo hacen en el ámbito de lo que se conoce como Inteligencia Colaborativa, concepto que, de una manera muy simplista, se podría definir como la posibilidad de elegir la mejor opción para alcanzar una determinada meta trabajando en conjunto para preservar la seguridad y la competitividad de cualquier organización. Esta se basaría en el establecimiento de una red de contactos y un conocimiento compartido en diferentes actividades, apoyado por la implantación de herramientas inteligentes (2.0) y basado en la cooperación y en la confianza mutua.
Para ser competitivos en una economía global, se debe aprender a pensar y actuar de manera innovadora y colaborativa. El principio clave de una inteligencia colaborativa es: “Cuanto más compartamos, más tendremos”.

El concepto de inteligencia competitiva
El concepto de Inteligencia Competitiva (IC) y su consideración como disciplina, desde sus inicios hasta la actualidad, ha estado en constante evolución condicionado por el contexto, la tecnología disponible y las necesidades detectadas por las organizaciones.
En sus inicios, la IC surgió como una herramienta de marketing, centrada en clientes y competidores; tiene su origen en la inteligencia militar, económica, comercial y política. A partir de ahí, la disciplina ha ido evolucionando hasta integrar aspectos más estratégicos y abarcando toda la cadena de valor.
Y, en este marco, la IC ha sido, y aún continúa siéndolo, definida de múltiples formas y a través de diferentes terminologías, atendiendo a los procesos que engloba y a las prioridades atribuidas según las necesidades de información.
Se han utilizado muchos adjetivos para acompañar el término “inteligencia”, atendiendo en la mayoría de los casos a las diferentes disciplinas desde las cuales se aborda el conocimiento. Sirvan como ejemplo inteligencia tecnológica, inteligencia económica, inteligencia competitiva o inteligencia de mercado, entre otros.
 

Para poder ver el contenido completo tienes que estar suscrito. El contenido completo para suscriptores incluye informes y artículos en profundidad

Inicia sesión Suscríbete

Revista

QUALITAS Abril Mayo 2019

Ver la revista

Lo más leído

Servicios públicos y medio ambiente

Gestión Mercados

Leer más sobre Servicios públicos y medio ambiente

Bureau Veritas se incorpora a la 'European Clean Hydrogen Alliance'

Gestión Noticias

Leer más sobre Bureau Veritas se incorpora a la 'European Clean Hydrogen Alliance'

El País Vasco es la tercera comunidad que más aumentó sus emisiones de CO2 en 2019

Gestión Noticias

Leer más sobre El País Vasco es la tercera comunidad que más aumentó sus emisiones de CO2 en 2019

Bureau Veritas presenta la certificación del sistema de gestión para minimizar el desperdicio alimentario

Gestión Noticias

Leer más sobre Bureau Veritas presenta la certificación del sistema de gestión para minimizar el desperdicio alimentario

Pascual renueva por cuarto año consecutivo la certificación Aenor en Bienestar Animal 'Welfair'

Gestión Noticias

Leer más sobre Pascual renueva por cuarto año consecutivo la certificación Aenor en Bienestar Animal 'Welfair'

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.