Saltar al contenido | Saltar al meú principal | Saltar a la secciones

  • Inicio /
  • Mercados /
  • Metal /
  • El gen del emprendimiento y la innovación en su máxima expresión

Mercados / Metal

El gen del emprendimiento y la innovación en su máxima expresión

28/10/2019

Hace 32 años Feliciano Arias fundó una empresa dedicada a la matricería y tres años después decide dar el salto a la fundición. Hoy sus tres hijos con los genes de su progenitor y las enseñanzas que les inculcó sobre el negocio, el compromiso con la empresa y los clientes, el espíritu de lucha, la necesidad de invertir en la última tecnología, de ser proactivo para buscar continuamente nuevos procesos y maneras de mejorar, han impulsado una empresa en continuo crecimiento que ofrece a sus clientes una cadena de valor que engloba: soporte técnico, ingeniería, matricería, fundición, mecanizado, montaje, cualquier tipo de tratamiento superficial… Y todo ello por todo el mundo, "just in time" y con los más altos estándares de calidad y satisfacción. Se enorgullecen de ser socios colaboradores de sus clientes, filosofía que aplican también al área de compras y adquisición. Así, con Hoffmann Group colaboran en distintos campos como las herramientas de mecanizado, metrología, mobiliario industrial y los Equipos de Protección Individual (EPIs).

En 1987, Feliciano Arias, inicia su actividad en matricería y tres años más tarde, con la primera inyectora de 60-Ton se inicia la actividad de fundición.
Desde entonces, gracias al espíritu de su fundador y bajo su máxima: “Para crecer nunca hay que dejar de invertir”, FUYMA ha experimentado un crecimiento notable y cuenta en la actualidad con máquinas de inyección de 60 a 1.600 Ton, lo que se traduce en piezas de hasta 12 Kg, que distribuyen a nivel mundial para los sectores de automoción, maquinaria agrícola, componentes industriales, iluminación técnica, etc… Además, en 2018 iniciaron la actividad de mecanizado y en 2019 han incorporado la soldadura por fricción. Toda esta actividad innovadora y emprendedora les ha permitido doblar su facturación en apenas cinco años y multiplicar por cuatro su plantilla en ocho años, pasando de 50 a 200 personas. Esta podría ser una breve presentación de FUYMA pero vistos sus logros y el gran dinamismo demostrado por sus tres socios, merece la pena hacer un recorrido con más detenimiento por su fascinante historia.

Una historia marcada por las oportunidades aprovechadas
Félix Arias recuerda su adolescencia y la de sus dos hermanos entre dos escenarios, las aulas de la escuela de Formación Profesional y la matricería de su padre. “Nuestro padre era grabador y los tres hermanos empezamos desde los 16 años a compaginar nuestros estudios por la mañana con el trabajo por las tardes en el taller. Fue un binomio perfecto, por la mañana a clase y por las tardes poníamos en práctica lo que de forma teórica nos enseñaban en el instituto. De esta forma aprendimos el oficio de matricero y después ampliamos nuestros conocimientos a lo que hoy somos. Ahí empezó la actividad que derivó en lo que es hoy FUYMA, una empresa experta en varios procesos con el aluminio como principal materia prima desde la fundición, el molde, mecanizado, soldadura... Realizamos diseño y fabricación de moldes, fundición y hace dos años montamos una planta de mecanizado que prevemos tenga un crecimiento importante en los próximos años.
Es una empresa 100% familiar, somos tres hermanos que nos llevamos muy bien. Yo juego con Raúl al baloncesto los domingos, salimos a comer los tres juntos, vamos de vacaciones. En la empresa a veces no estamos de acuerdo en todo pero el debate siempre es enriquecedor y además los tres sabemos de dónde venimos y a dónde queremos ir.
Somos 210 empleados y nuestra actividad se divide en cuatro sectores (automoción, agrícola, iluminación y otros) y está muy diversificada. No dependemos ni de ningún sector, ni de ningún cliente. Antiguamente nuestro principal cliente John Deere suponía un 60% de nuestra facturación y en la actualidad es un 20%, el porcentaje máximo en nuestra lista de clientes”.
La de FUYMA es una historia marcada por la valentía de sus socios a la hora de asumir retos que iban surgiendo de diversas fuentes.
“La empresa se creó en 1987 por tres personas, mi padre, su socio y un colaborador que era casi como un socio más, en una nave de 150 metros, lo que hoy es la matricería, trabajando los tres todas las horas del mundo. En 1990 empezamos con una máquina pequeñíta para hacer zamak. Fue una sugerencia de un cliente. Nos propusieron que cada molde que hiciésemos también lo fundiéramos nosotros. Al principio la máquina trabajaba medio día a la semana, venía un amigo fundidor que fundía las piezas y se iba, era como un recurso prestado. Poco a poco empezamos a tener más trabajo y en 1995 con un par de máquinas más empezamos a hacer espadas para películas (Conan, El señor de los anillos…). Pero este mercado como otros murió y nos tuvimos que reconvertir. En nuestra historia nos hemos reinventado muchas veces, nos hemos bajado y subido de distintos trenes, los primeros porque iban a dejar de circular y los segundos porque iniciaban un trayecto con un destino que nos parecería interesante. Así tras el mercado de las espadas surgió el mercado de los sprinklers, rociadores contra incendios automáticos, que sirven para detectar conatos de incendios y apagarlos con agua o controlarlos. Llegamos a producir 25 millones de sprinklers para Estados Unidos. Trabajamos ese mercado una época pero cuando los chinos aprendieron a fabricar el producto el mercado murió para nosotros. En FUYMA seguimos reinventándonos y en 2004 empezamos a trabajar con el que se convirtió en nuestro principal cliente John Deere. Al principio con su planta de Getafe pero al cabo de pocos años comenzamos a trabajar también con sus dos plantas en Alemania y con la de Estados Unidos. Nuestro 20% actual está dividido entre esas cuatro plantas”.
Fue entonces cuando realmente FUYMA empezó a despuntar y ha seguido en crecimiento continuo por el afán emprendedor de los tres hermanos Arias.
Así, en 2007, y también de la mano de John Deere apostaron por una máquina mayor que al principio solo tenían ocupada un mes de trabajo al año. “Pero para FUYMA fue un trampolín para hacer piezas mucho más grandes después. “Siempre hemos sido muy proactivos y muy atrevidos. Pero siempre trabajando con la más absoluta calidad como demuestra el hito conseguido en 2012 al encontrarnos en el “Hall of Fame” de John Deere tras ser 5 años consecutivos proveedor “Partner” gracias a la calidad, soporte técnico, fiabilidad en entregas y coste competitivo de nuestras piezas.
En 2011 nos certificamos según la norma ISOTS16949, el referencial de calidad para el automóvil, para empezar a trabajar para el sector.
En 2016 adquirimos una nueva nave y abrimos una nueva fundición totalmente independiente a la que teníamos. En 2017 uno de nuestros principales proveedores de moldes decide jubilarse y nos propone hacernos cargo de la empresa con su personal y volvimos a aceptar el reto. En 2018 iniciamos la actividad de mecanizado porque teníamos muchas piezas mecanizadas que subcontratábamos en distintos talleres y decidimos no sacar trabajos fuera y hacerlos en casa para tener el control total de todos los procesos de las piezas que fabricamos para nuestros clientes. En 2019 hemos incorporado la soldadura por fricción, proceso muy innovador y nueva muestra de nuestra apuesta por avanzar”.

Hoffmann Group, un socio colaborador con filosofías similares
FUYMA empezó a colaborar con Hoffmann en la matricería probando conos, platos… “Como fuimos creciendo muy rápido pronto empezamos a estudiar el famoso catálogo naranja al completo incluyendo temas de metrología, EPIs, mobiliario industrial. De hecho vamos a instalar a modo de prueba una máquina vending de EPIs que una vez programada llevará el control del suministro de cada producto, para poder tener un control del gasto, y cuyo reporte también nos puede servir en el caso de una inspección de seguridad y salud.
En mobiliario hemos equipado la nueva nave con productos de calidad, ergonómicos y a un precio adecuado. Además, seguimos probando herramientas en matricería y mecanizado. Hoffmann viene con las herramientas, las condiciones de corte, la durabilidad y hacemos una prueba real con la pieza. Por ello, a Hoffmann le tratamos de colaborador y juntos vemos la mejor manera y los productos más convenientes para mejorar nuestros procesos, y la empresa en general. Porque es nuestra filosofía de empresa que coincide con la de Hoffmann Group”.

 

Leer el contenido completo

El contenido completo para suscriptores incluye informes y artículos en profundidad ¿Quieres verlo?

Tecnologías:

Sectores:

 
CONTENIDO RELACIONADO
OTRAS PERSONAS QUE LEYERON ESTE CONTENIDO, TAMBIÉN LEYERON...

Síguenos

  • linkedin
  • twitter
  • Youtube
 

NEWSLETTER

Semanalmente enviamos noticias, informes y reportajes relevantes según intereses. Apúntate para recibirlo GRATIS

DATOS PERSONALES

 
Selecciona el sector de interés

Selecciona el sector de interés

He leído y acepto la política de privacidad

Publicidad

Izaro Manufacturing Technology: Portal especializado información sobre tecnologías de fabricación y gestión.
C/ Mazarredo, 6, 2º drcha. 48001 Bilbao Tel: 94 448 71 10 Fax: 94 416 27 43 - 94 416 00 79

Twitter   You tube