Saltar al contenido | Saltar al meú principal | Saltar a la secciones

  • Inicio /
  • Tecnologías /
  • Metal /
  • Fluidos de Metalworking basados en biopolímeros, un avance tecnológico hacia la industrialización

Tecnologías / Metal

Fluidos de Metalworking basados en biopolímeros, un avance tecnológico hacia la industrialización

13/01/2020

Los requisitos técnicos y operativos de la industria de trabajo de metales respecto a la lubricación y refrigeración están aumentando constantemente. Además, las legislaciones de Salud, Seguridad y Medio Ambiente se están volviendo más y más exigentes, afectando fuertemente los desarrollos de los fluidos de Metalworking. En la formulación de estos productos se debe tener en cuenta las nuevas regulaciones en cuanto a liberadores de formaldehído, parafinas cloradas, los altos requerimientos para el control del contenido en benzoapireno, la frase H304 para fluidos de baja viscosidad, así como las restricciones de los COV (Compuestos Orgánicos Volátiles). Este artículo describe un nuevo fluido de trabajo de metales, multipropósito de origen vegetal que combina un alto poder de refrigeración y lubricidad con los requisitos de Salud, Seguridad y Medio Ambiente.

Clasificación de los productos de Metalworking
Los fluidos para el trabajo de metales se emplean para la refrigeración y lubricación. Se clasifican en aceites enteros (alto poder lubricante) y fluidos solubles (alto poder refrigerante). Por eso los aceites enteros se usan principalmente en aplicaciones más severas y de baja velocidad. Por el contrario, los fluidos solubles en agua se emplean sobre todo en operaciones ligeras, medias y más severas a altas velocidades. Además, hay que tener en cuenta que se emplean otro tipo de aceites como hidráulicos, productos anticorrosivos, para deformación, etc.
Los productos solubles son concentrados que se mezclan con agua formando emulsiones o soluciones de aceite y agua, gracias al emulsionante. Los aceites base de este tipo de productos más comunes son aceites minerales, ésteres sintéticos, hidrocarburos sintéticos y poliglicoles. Los fluidos de Metalworking contienen hasta 30 componentes que aseguran el rendimiento, el antidesgaste, la anticorrosión, el antiespumante y la lubricación.

Legislación y tecnología “Verde” de los lubricantes
Al igual que para todos los compuestos químicos, existen una serie de leyes y regulaciones para los lubricantes, y en particular para los de Metalworking. Como un ejemplo, los compuestos de formaldehído han sido clasificados como carcinógeno, mutagénico y tóxico para la reproducción. Esta clasificación se implementó en 2015 con el Reglamento Reach de la Unión Europea. Este es el Reglamento Europeo de Productos Químicos para el Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Productos Químicos. En los fluidos de trabajo de metales se suelen emplear estos liberadores de formaldehído. Todo esto lleva a la reformulación de los fluidos para evitar este peligro.
Para evitar daños al medio ambiente y proteger la salud humana, se han desarrollado tecnologías “Verdes” para los lubricantes. Los polímeros de origen vegetal como el aceite vegetal, aceite de colza o aceite de coco, tienen numerosas ventajas gracias a que no contienen aceites minerales, lo que los convierten en productos de baja toxicidad y biodegradables. Con estos productos se reduce la formación en humos tóxicos en el taller, se reducen los desgastes de las herramientas y con ello las paradas de producción.
Esta tecnología “Verde” también se pueden emplear para mejorar las propiedades lubricantes de los fluidos de base acuosa. Pero el uso de este tipo de fluidos también puede traer desventajas como la baja estabilidad y bio-estabilidad, formación de espuma, hongos y bacterias o sólidos.
El objetivo del desarrollo de un nuevo producto es minimizar y evitar todas estas desventajas y mejorar aun más las propiedades técnicas del fluido acuoso de origen vegetal.

Nuevo biopolímero de origen vegetal
El nuevo fluido polimérico de origen vegetal (gama FOLIA) se puede emplear tanto para materiales ferrosos como no ferrosos en aplicaciones de: taladrado, serrado, brochado, torneado, rectificado y estampación.
Es un fluido sin olor que se basa en una tecnología libre completamente de formaldehído y boro. Es un producto que no produce dermatitis, libre de pictogramas. Además, no contiene aceites minerales ni emulsionantes. Es un fluido de base acuosa y fácilmente biodegradable según OCDE 301B. Tiene una alta bio-estabilidad según DBL 6570, por lo que se consigue aumentar los intervalos de cambio significativamente.
 

Leer el contenido completo

El contenido completo para suscriptores incluye informes y artículos en profundidad ¿Quieres verlo?

Tecnologías:

Sectores:

 
CONTENIDO RELACIONADO
OTRAS PERSONAS QUE LEYERON ESTE CONTENIDO, TAMBIÉN LEYERON...

Síguenos

  • linkedin
  • twitter
  • Youtube
Publicidad
 

NEWSLETTER

Semanalmente enviamos noticias, informes y reportajes relevantes según intereses. Apúntate para recibirlo GRATIS

DATOS PERSONALES

 
Selecciona el sector de interés

Selecciona el sector de interés

He leído y acepto la política de privacidad

Publicidad

Izaro Manufacturing Technology: Portal especializado información sobre tecnologías de fabricación y gestión.
C/ Mazarredo, 6, 2º drcha. 48001 Bilbao Tel: 94 448 71 10 Fax: 94 416 27 43 - 94 416 00 79

Twitter   You tube