Saltar al contenido | Saltar al meú principal | Saltar a la secciones

Marketing /

Marketing industrial en Euskadi

17/01/2016

Según el último estudio de Desarrollo empresarial y redes sociales elaborado por la Fundación Telefónica, casi una de cada tres pymes y grandes empresas se aprovechan de las ventajas que ofrecen las redes sociales dentro de sus planes de marketing.

Pero los datos van más allá, ocho de cada diez microempresas usan Facebook, cuatro de cada diez Twitter y tres usan Linkedin; por su parte las redes sociales de gmail, Google+ y YouTube, son utilizadas por dos de cada diez microempresas.

Y si a estudios de social media seguimos remitiéndonos, Euskadi tiene mucho que decir al respecto, y es que el informe “La Sociedad en Red”, que publicó ONTSI en 2013, situó a la comunidad a la cabeza de España en número de internautas, con Facebook y Twitter como las redes sociales más extendidas entre sus micropymes, pero con Linkedin como el centro de operaciones y relaciones de las empresas B2B.

Aunque los datos son bastante potentes de por sí, hay que añadirles el enorme impacto que tiene la presencia online para cualquier empresa en entorno 100% digital, y es que carecer de redes sociales corporativas o de una estrategia de marketing no implica que una marca no tenga una presencia online que pueda llegar a beneficiarla o perjudicarla.

Casi el 40% de las empresas del sector industrial tienen presencia en Internet gracias o por culpa de valoraciones y comentarios de terceros –sean clientes o socios-. Como dato para las pocas empresas reacias al empleo de RRSS están propuestas tan interesantes como ConnectAmericas.com, la primera red social empresarial de las Américas, lanzada en marzo de este año, y que permite a las pymes del centro y sur de América adentrarse en nuevos mercados a través de redes de relaciones.

Una de las claves para evitar una presencia negativa online está en obtener un retorno positivo de las acciones en RRSS, pero sólo dos de cada diez empresas declaran tener un retorno importante de alguna de sus acciones en redes sociales, algo debido probablemente a una mala elección de sus indicadores o KPI´s.

En Euskadi las empresas del sector industrial batallan con un reto complicado, marcarse los objetivos correctos para su plan estratégico de social media y aunque el papel lo aguanta todo en la vida real las anotaciones no sirven si no estudiamos a los competidores. La estrategia de benchmarking marcará la hoja de ruta de acciones a implementar en cualquier plan de marketing, un benchmarking basado en la investigación de los competidores y de nuestra huella online..

Euskadi goza de muy buena salud en el sector industrial, pero son pocas las empresas que realmente han trazado planes de marketing estudiados e interesantes y por eso no resulta complicado identificar a los competidores que serán los referentes principales a estudiar a través del benchmarking.

El benchmarking es el estudio de las acciones de los competidores, con la finalidad no de “fusilar” acciones, sino de asimilar las mejores iniciativas para reproducirlas en la estrategia social media de nuestra marca y comparar procesos de cara a implementar nuestra estrategia.


Las fases del benchmarking
El punto cero es la investigación de la competencia, un proceso que pasa por varias fases a través de las cuales conseguiremos fijar los objetivos que nos permitirán seleccionar los KPI´s adecuados para compararnos con la competencia directa.


FASE 1: Análisis de la cadena de valor del sector industrial para extraer los factores que marcan la competitividad de la empresa: estudiar a los proveedores, y a los responsables de compras y ventas… y por supuesto, a los clientes.


FASE 2: Buscar y analizar las impresiones de los expertos del sector Industrial: ante un problema o reto –como puede ser el deseo de incrementar ventas- habrá que buscar a los mejores expertos e involucrarlos en el proceso, aunque sólo sea a través de un seguimiento de sus publicaciones en RRSS y medios.


FASE 3: Determinar los indicadores de competitividad o KPI´s: con las valoraciones de los expertos y toda la información recabada acerca de la cadena de valor del sector industrial deberíamos ser capaces de identificar los factores que afectan al crecimiento de la empresa. Por ejemplo, un posible KPI o indicador de crecimiento para analizar los resultados de un plan de marketing sería el porcentaje de tráfico que éstas llevan hacia la web corporativa.


FASE 4: Jerarquizar los KPI´s: priorizar acciones y sobre todo centrar los esfuerzos en objetivos realizables. Si la nuestra es una empresa B2B en proceso de internacionalización el responsable de redes sociales o community manager deberá enfocar sus esfuerzos en Linkedin a fin de encontrar posibles alianzas estratégicas.


FASE 5: Validar los resultados: mes a mes se deben analizar los resultados de cada una de las acciones llevadas a cabo para cumplir con los KPI´s a fin de perfeccionar la estrategia, en caso de no haber cumplido con los objetivos; o de implementar nuevos indicadores que permitan mantener viva y en constante adaptación la estrategia de marketing.

 

FUENTES:

Tecnologías:

 
CONTENIDO RELACIONADO
OTRAS PERSONAS QUE LEYERON ESTE CONTENIDO, TAMBIÉN LEYERON...

Síguenos

  • twitter
  • Youtube
Publicidad
 

NEWSLETTER

Semanalmente enviamos noticias, informes y reportajes relevantes según intereses. Apúntate para recibirlo GRATIS

DATOS PERSONALES

 
Selecciona el sector de interés

Selecciona el sector de interés

He leído y acepto la política de privacidad

Izaro Manufacturing Technology: Portal especializado información sobre tecnologías de fabricación y gestión.
C/ Mazarredo, 6, 2º drcha. 48001 Bilbao Tel: 94 448 71 10 Fax: 94 416 27 43 - 94 416 00 79

Twitter   You tube