Ir directamente al contenido

Tecnología e Industria 4.0: responder al reto con el partner adecuado

03/01/2022

La Industria 4.0 ha llenado numerosas páginas en los últimos tiempos, convirtiéndose en un vocablo habitual para las empresas de cualquier sector. De hecho, el potencial que supone para la mejora de la productividad es inmenso. Pero hay que recordar que ese concepto encierra decenas de tecnologías muy distintas, cada una con implicaciones y con resultados diferentes. Por eso, el reto para las empresas industriales es conocer en detalle sus capacidades y trazar un plan para transformar los procesos productivos paso a paso. Carlos García Villate, director de I+D en Lantek, da las principales claves en este artículo.

En cuanto a los proveedores tecnológicos de estas empresas, como es el caso de Lantek, nuestro desafío es ayudarles a entender estas tecnologías y a dibujar este camino de transformación mientras evolucionamos nuestros productos a entornos seguros, fáciles de utilizar y que incluyan de la forma más orgánica y simple posible todas estas mejoras.
A todo lo anterior, hay que sumar la pandemia, que ha supuesto un empoderamiento todavía mayor de las personas, humanizando a las empresas en la relación con todos sus stakeholders: clientes, proveedores, empleados, socios… Ahora más que nunca, se ha puesto de relieve que uno de los activos más importante de cualquier organización son las personas, cómo se sienten, cómo actúan, cómo se relacionan, cómo piensan. Es el denominado Internet of Behaviour (IoB) o Internet del Comportamiento.
Pero ya antes de la COVID-19, la necesidad de personalizar productos y servicios estaba presente en el día a día de las fábricas. Gracias al Big Data y a los sistemas de Inteligencia Artificial, en el sector industrial el Data Analytics cruzaba datos para detectar patrones de consumo, bien de un cliente en particular o en consumidores en general; bien por áreas geográficas o por continentes.
Ahora, la tecnología da un paso más allá para poner en valor ese binomio formado por digitalización y personalización en el denominado Internet del Comportamiento, colocando a las personas todavía más en el centro de la toma de decisiones.

Ante todo, y sobre todo: atención al dato
Y es que lo prioritario es entender que, en cualquiera de los escenarios, de las tecnologías y de los procesos productivos que se vayan a digitalizar, la base de todo son los datos y el uso que se haga de ellos.
Hasta ahora, muchas empresas industriales se han digitalizado de espaldas a los datos: se entendía que lo prioritario era que el software de gestión, los CAD/CAM o la planificación de taller funcionara. No había especial cuidado en obtener datos limpios, ajustados a la actividad, y, desde luego, no se conectaban los datos que existían en diferentes áreas de la empresa.
Con la Industria 4.0, los datos, esa materia prima que tienen todas las empresas industriales, pasa a ocupar un lugar destacado. Y la base para empezar a caminar en ella es ser consciente de la necesidad de identificar, limpiar, clasificar y conectar la información de cada máquina y cada ordenador de cada área de la empresa. Y, a partir de aquí, trazar un plan en función del plan estratégico de la empresa: planificación de producción, presupuestación inteligente, gestión de stocks, incremento de la productividad, ahorro de tiempos y costes, optimización de la materia prima… sea cual sea su principal necesidad, sin duda, ya existe la forma de encararla a través de la tecnología y la digitalización.
Veamos un ejemplo sencillo: una empresa adquiere un nuevo brazo robótico que le permitirá hacer nuevas piezas o nuevos productos. Si, además de ese avance que supone poder fabricar nuevos productos, el brazo robótico está conectado con tecnología de IoT (sensores, comunicación con otras máquinas y operarios, etc.), y todos los datos obtenidos (tiempos de uso, errores, OEE, paradas, mantenimiento…) se recogen en bases de datos abiertas, las aplicaciones de analítica podrán inmediatamente mostrar alertas y recomendaciones, no solo de ese brazo, sino de toda la línea. Y, explotando esos datos, las aplicaciones basadas en AI podrán encontrar, por ejemplo, una planificación de trabajo más eficiente, reduciendo tiempos y costes, o ajustarán mejor la presupuestación de una pieza.
Y es que, como se ha mencionado anteriormente, la Industria 4.0 no es una tecnología, sino la interrelación de muchas tecnologías que aprovechan los datos para encontrar mejoras continuas en cada paso del camino.

De la mano del partner adecuado
Para avanzar en este camino, surge la figura del partner del que ir de la mano. Tanto la imparable transformación digital que llevamos años viendo, como los acontecimientos inciertos e inesperados como la pandemia han dejado patente la importancia del trabajo colaborativo y la cocreación de soluciones de la mano de los clientes o de los proveedores. Y es que elegir al partner adecuado requiere su tiempo.
 

Para poder ver el contenido completo tienes que estar suscrito. El contenido completo para suscriptores incluye informes y artículos en profundidad

Inicia sesión Suscríbete

Revista

IMHE Diciembre 2021

Ver la revista

Lo más leído

La industria de los semiconductores y las máquinas-herramienta

Metal Mercados

Leer más sobre La industria de los semiconductores y las máquinas-herramienta

La automatización industrial aumenta sus beneficios y sus campos de aplicación

Metal Tecnologías

Leer más sobre La automatización industrial aumenta sus beneficios y sus campos de aplicación

La mecatrónica como respuesta

Metal Tecnologías

Leer más sobre La mecatrónica como respuesta

Las vibraciones en mecanizado: un enemigo vencible

Metal Tecnologías

Leer más sobre Las vibraciones en mecanizado: un enemigo vencible

Análisis de los errores en el mecanizado

Metal Tecnologías

Leer más sobre Análisis de los errores en el mecanizado

Customización de cookies

Cookies Analytics

Este sitio web utiliza cookies de terceros para cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos por medio de la cookie Google Anlytics

Cookies para compartir en redes sociales

Usamos algunos complementos para compartir en redes sociales, para permitirle compartir ciertas páginas de nuestro sitio web en las redes sociales. Estos complementos colocan cookies para que pueda ver correctamente cuántas veces se ha compartido una página.